yoga-de-mantenimiento

Alberto Gilsanz es autor de:

Hacia la perfección por la Ley del Karma
Año 2004.

La ayuda de los Tattwas y Mandalas en la disciplina del Yoga

El yoga es una disciplina antiquísima que, desde hace unos 9.000 años, por si sola, tiene el reconocimiento mundial del cual ha sido acreedora. Pues si a dicha práctica o disciplina le ayudamos por medio de los Tattwas y Mandalas, es enriquecer su calidad.

La palabra Tattwa procede del idioma sánscrito, su origen es de la India, significa lo Verdadero, el Principio. Su leyenda o filosofía Hinduísta, sobre estas energías sutiles se debe al Dios Shiva, tercera deidad de la Trinidad Brahmánica, quien donó al ser humano los mencionados Tattwas  para ampliar su conocimiento y sabiduría.

El  Mandala también tiene el mismo origen y su significado en el mismo idioma es Círculo, aunque este principalmente fue difundido por la Civilización Tibetana, donde los monjes tibetanos realizaban unos dibujos geométricos o unas figuras con colores especiales dentro de una técnica suya muy particular, lo cual todo finalizaba en un fondo que servía para hacer una meditación introspectiva, para llegar a comprender el fin de ese círculo.

Volviendo sobre los tattwas, son también unas figuras geométricas rellenas de un color determinado, que fueron diseñadas por los antiguos Vedas de la India, quienes representan en su forma y color los cinco elmentos: Tierra, Agua, Fuego, Aire y Energía.
El primero figura un rectángulo, su color amarillo activa el chakra inferior Muladhar. El segundo figura una media luna con las aristas hacia arriba. Su color plateado activa el chakra Swadistan. El tercero figura un triángulo con la arista hacia abajo, su color rojo activa el chakra Manipur. El cuarto figura un círculo. Su color azul activa el chakra Anahat. El quinto figura un óvalo. Su color violeta activa los chakras Agna y Sahasra.

Los cinco son rodeados de un fondo negro para destacarse más.

La práctica o finalidad en el yoga con los tattwas es realizar la activación de cada chakra, desde los cuatro inferiores a los superiores, sanearlos y quitarles los posibles bloqueos que esa parte del cuerpo físico mantenga. Primero se forma una asana especial para cada chakra, después en Meditación se visualizará el tattwa correspondiente a ese chakra que se desee desbloquear, se debe ayudar en la meditación, interpretando un Mantra dirigido a esa determinada parte física.

Realmente esta forma de practicar la disciplina del Yoga es intentar despertar la KUNDALINI, que se encuentra alojada en el coxis o Plexo Coxígeo, ascendiendo esa energía por los tres canales energéticos sutiles, los cuales discurren por la columna vertebral hasta el cerebro, quedando así física y psíquicamente el practicante en un estado de perfección y relajación.

Alberto Gilsanz
Profesor de yoga y escritor